Ryszard Kapuściński aúna en “El Imperio” (1993) tres diarios de viajes que son, a su vez, también un diario de memorias, de sus recorridos a lo largo y lo ancho de la extinta Unión Soviética. Tres diarios para tres sentimientos: el miedo, la opresión y la represión, que para él se evocan en el trasfondo de historias cotidianas, tanto propias como de anónimos ajenos, a partir de las cuales brota una ramificación de reflexiones de cariz cultural, histórico o político.

(més…)